Estrategias para promover la participación en un proyecto de formación e-learning

netpartner_estrategias_promover_participacion_proyecto_elearning
NetPartner: Estrategias para promover la participación en un proyecto de formación e-learning

¿Alguna vez has implantado un proyecto de formación e-learning en tu organización y no has conseguido que los alumnos participen activamente? En algunas ocasiones, los empleados no se implican en las acciones formativas y simplemente visualizan el contenido, realizan las actividades mínimas para dar por finalizado el curso o, en el peor de los casos, abandonan la formación.

Esta situación nos lleva a pensar que no se está sacando el máximo provecho a la formación propuesta desde la organización y algunas personas pueden pensar, erróneamente, que esta modalidad formativa no consigue captar la atención o motivar a los alumnos.

Muchos proyectos e-learning corporativos han fracasado porque se han descuidado aspectos fundamentales como la plataforma tecnológica, la calidad de los contenidos o la tutorización/dinamización.

¿Por qué algunos alumnos no participan activamente en los planes de formación corporativos?

En la mayoría de las ocasiones, las causas son:

  • La plataforma tecnológica utilizada no permite una correcta tutorización y/o dinamización en las acciones formativas, siendo inadecuada para la realización de actividades colaborativas o participativas. Es decir, la plataforma sólo sirve como un espacio donde “colgar” el contenido, no existiendo herramientas adecuadas de colaboración y de comunicación (síncrona y asíncrona). Las plataformas de e-learning no deben ser meros gestores de contenido, debiendo aportar además un espacio donde los participantes (alumnos y tutores) puedan interactuar.
  • Aunque la plataforma tecnológica disponga de las herramientas necesarias para una adecuada dinamización, no existen tutores que realicen esta labor o la realizan de manera deficiente.

Por ello, el primer paso para garantizar la participación de los alumnos en nuestros proyectos e-learning es contar un una plataforma que disponga de herramientas adecuadas de comunicación y participación (por ejemplo, foros, chats, avisos, mensajería interna, FAQs, videoconferencia, herramientas de trabajo colaborativo como wikis o blogs, etc.).

En segundo lugar, debemos contar con tutores dinamizadores que promuevan la participación activa de los alumnos y se encarguen de realizar las actuaciones pertinentes para que el aula virtual se mantenga “viva”.

Evitando el aula virtual vacía

La falta de participación en los proyectos e-learning puede generar dudas sobre su efectividad en el aprendizaje de los empleados, por lo que es fundamental llevar a cabo las estrategias necesarias para impulsar la intervención y las aportaciones de los alumnos.

Como hemos mencionado anteriormente, muchos alumnos simplemente acceden a la plataforma de e-learning y realizan las actividades justas “para cumplir el expediente”, sin participar activamente y provocando el fenómeno de “aula vacía”.

El aula vacía se caracteriza por la baja interacción de los participantes en la acción formativa: ritmo de mensajes y aportaciones en el foro muy bajo, participación de muy pocos alumnos, las preguntas que se plantean no están referidas a los contenidos sino a cuestiones organizativas (funcionamiento de la plataforma, plazos, etc.)…

Estrategias para impulsar la participación de los alumnos en los proyectos e-learning corporativos

Para fomentar la participación de los alumnos, podemos utilizar dos tipos de estrategias: las técnicas de dinamización y las técnicas de motivación. Veamos cada una con más detalle.

Técnicas de dinamización:

Para dinamizar una acción formativa e-learning, debemos generar en los alumnos la necesidad de participación. Estas técnicas son útiles cuando los participantes en la acción formativa pueden participar (no tienen ningún impedimento técnico, personal o de otra índole), pero no ven la necesidad o no quieren.

Algunas de las técnicas para dinamizar una acción formativa online son:

  • Fomentar la participación mediante el contenido del curso: es útil incluir en el propio contenido reflexiones o preguntas sin respuesta para generar debate en el aula virtual (generalmente, en el foro o chat).
  • Incentivar la participación a través de correos o mensajes (individuales o grupales). Esta es una de las técnicas más utilizadas y consiste simplemente en contactar directamente con uno o varios alumnos mediante correo para fomentar su participación, por ejemplo, planteándole una pregunta y animándole a que la responda en el foro.
  • Utilizar los errores cometidos en las actividades o pruebas de evaluación como punto de inicio de un debate en el aula virtual. Esta técnica fomenta la participación ya que los alumnos tienden a ayudarse entre sí y a realizar aportaciones o comentarios en las correcciones.
  • Plantear debates sobre temas de interés de los alumnos, teniendo en cuenta su actividad profesional diaria y los retos laborales a los que se enfrentan.

Técnicas de motivación:

Para que los alumnos participen en los proyectos e-learning es fundamental que estén motivados y comprometidos. Para ello, planteamos las siguientes técnicas:

  • Reconocer el buen desempeño de los alumnos, por ejemplo, enviándole un mensaje personalizado cuando alcance un hito en la acción formativa.
  • Transmitir expectativas positivas a los alumnos.
  • Destacar la utilidad práctica de la acción formativa para el desempeño profesional.
  • Evitar el aburrimiento mediante el diseño y propuesta de actividades de aprendizaje que resulten de interés y supongan un reto para los participantes.
  • Crear un clima de confianza y confidencialidad, para evitar que los alumnos vean la acción formativa como una evaluación del desempeño en lugar de como una oportunidad de aprendizaje.

El e-learning es ampliamente utilizado en la formación empresarial ya que permite que los empleados tengan acceso al contenido de manera asíncrona (en cualquier momento), exigiendo cierta autonomía del alumno. Sin embargo, pensar que por ello no debemos implantar un sistema de dinamización es un error. La tutorización es un factor clave para asegurar la eficiencia de las acciones formativas e-learning.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *