Gamificación y e-learning: la importancia de un aprendizaje motivador

En los últimos años, los videojuegos se han asentado como una de las modalidades de ocio preferidas por la población, independientemente de su sexo y edad. Un aspecto que no ha pasado desapercibido a los expertos en e-learning y que ha motivado la aparición de una tendencia conocida como gamificación (del inglés, gamification), que en su sentido más estricto significa la integración de dinámicas de juego en entornos no lúdicos y que, ya en el ámbito de la formación, consiste precisamente en la aplicación de mecánicas y dinámicas del juego en el proceso formativo con el objetivo de impulsar el conocimiento aumentando la motivación y el grado de compromiso.

El principal enemigo a batir en la formación es la desmotivación. Esta es la causa principal por la que el e-learning está apostando cada vez más fuerte por la gamificación, que resulta altamente eficaz para evitar el abandono temprano de la actividad formativa.

El juego está íntimamente ligado con la motivación. Es ésta la que impulsa a la persona a seguir avanzando para ir superando fases y retos, y conseguir llegar así a su objetivo final. Solo hay que trasladar este escenario a la formación para comprobar que un buen curso es aquel con un excelente diseño instruccional, en el que se priman tres claves didácticas: estructura, interactividad y diversión.

La gamificación establece objetivos didácticos como si fuese un reto a superar por los alumnos y genera en ellos un elemento competitivo. Puede otorgar premios o recompensas por los logros. En este sentido, un alumno recibiría puntos, medallas o una insignia por completar ejercicios no obligatorios, por alcanzar un número de mensajes publicados en un foro, por haber compartido con sus compañeros recursos o haber accedido a la plataforma un número determinado de veces, por ejemplo. Otra posibilidad es otorgar status a los alumnos según su progreso en el curso. Como ocurre en los videojuegos, es normal comenzar un reto siendo “principiante” y terminarlo con el rango de “experto” o “maestro”, lo que podría conseguirse a medida que se va completando temario o ejercicios.

La gamificación genera un sistema de feedback inmediato a las actuaciones de los participantes. Para motivar a los alumnos pueden establecerse hitos que, tras su superación, pueden otorgar algún recurso extra.

Otra posibilidad es establecer niveles de dificultad, de manera que el interesado puede ir desbloqueando los más difíciles a medida que va avanzando en el curso. De esta manera se utiliza la curiosidad innata al ser humano para conseguir nuestros objetivos formativos.

También se pueden establecer rankings generales (para el conjunto del curso) o específicos (para determinados elementos del mismo), teniendo en cuenta el espíritu de competición y superación constante que se le presupone a cualquier alumno. Esta técnica invita a la “rejugabilidad”, de manera que permite una mayor inmersión en la experiencia didáctica.

La gamificación asociada al e-learning devuelve al individuo el gusto por las emociones y sensaciones positivas que experimentamos al alcanzar nuestros objetivos de aprendizaje. El e-learning demuestra, una vez más, su capacidad de invención y su adaptación constante a un medio cambiante y a unos destinatarios que van evolucionando tecnológicamente.

Se ha hablado del concepto “gamificación” como algo novedoso en la formación, cuando en realidad el elemento del juego siempre ha sido un componente ampliamente utilizado en la educación. Seguramente muchos de nosotros hemos olvidado el valor didáctico del juego, pero en el fondo… ¿a quién no le gusta jugar?

One thought on “Gamificación y e-learning: la importancia de un aprendizaje motivador

  1. frasama14

    He utilizado un juego en mi clase, para que mis alumnos aprendiesen de manera sencilla y motivadora, los gentilicios, los colores, los Países de Europa. Ésta ha sido una experiencia interesante que ha permitido conseguir los objetivos y aprender fácilmente.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *