Social Learning: una nueva cultura de intercambio de conocimiento en la empresa

La formación corporativa se adapta a los nuevos tiempos y el social learning ha dejado de ser una tendencia para convertirse en una realidad. Si el uso de la tecnología e Internet favoreció en un primer momento la aparición de e-learning, las herramientas 2.0 han dado paso al social learning, que permite construir un conocimiento conjunto a través de la colaboración e interacción entre compañeros y directivos de una organización.

La implantación de una estrategia de social learning a largo plazo contribuye a crear una cultura de intercambio de conocimiento, de manera que todos los miembros del equipo pueden beneficiarse de la fortaleza de otros y aprender de sus ideas, habilidades y experiencia para conformar una plantilla de alto rendimiento.

Cuenta como ventaja la familiarización de los empleados con las tecnologías sociales y el convencimiento de los directivos a la hora de aprovechar los estilos de aprendizajes naturales que marca la sociedad, con el fin de aumentar la retención del conocimiento y la productividad.

El social learning se basa en la creación de un entorno de confianza que permita a los miembros de una organización construir y compartir conocimientos, creando un flujo libre de ideas y formación para obtener una mayor colaboración en el entorno corporativo.

Una estrategia social learning debe contar con una tecnología sencilla y accesible, que permita a los usuarios interactuar sin necesidad de contar con conocimientos técnicos especializados. Al igual que ocurre con las redes sociales, la tecnología no debe suponer un problema a la hora de ser un miembro activo en el aprendizaje social.

Crear y disponer de contenidos de valor es fundamental para el buen funcionamiento de una estrategia social learning. Asimismo, para apoyar el desarrollo de las competencias es necesario dar orientación y soporte, así como establecer mecanismos de apoyo con planes de entrenamiento y una retroalimentación que debe permanecer constante con el paso del tiempo.

Por otra parte, la comunidad de aprendizaje no puede contar con limitaciones espacio-temporales. Cuando se produzca la necesidad de formación todo debe estar listo y accesible para que el interesado participe, tanto desde su puesto de trabajo como en su tiempo de ocio.

Hay que concienciar a los miembros del equipo que la comunidad de aprendizaje implica un compromiso de participación y una meta a conseguir, que debería estar ligada específicamente a las necesidades más acuciantes del negocio. Este modelo de aprendizaje conlleva la creación de nuevos roles, con competencias diferentes a las tradicionales, que tendrán como objetivo dinamizar los espacios de comunicación y conocimiento para fomentar la participación de todos los miembros de un equipo.

Empresas como IBM, Facebook o Google se han convertido en ejemplos innovadores del social learning, demostrando con su experiencia que debería formar parte de las estrategias globales de cualquier negocio. Estas empresas capacitan a sus colaboradores y los enseñan a utilizar las herramientas 2.0 de manera responsable, pero para alcanzar los resultados esperados resulta imprescindible que exista una apuesta formal por estimular y recompensar el intercambio de conocimiento en programas orientados a la gestión de la formación y el talento. Los resultados hablan por sí solos.

En NetPartner contamos con la experiencia y tecnología necesaria para crear comunidades de aprendizaje totalmente a medida adecuando los contenidos y funcionalidades a las necesidades de cada empresa.

Del mismo modo, también disponemos de 2 comunidades de aprendizaje diseñadas por CrossKnowledge para el desarrollo empresarial y directivo:

  • My Management TV: más de 350 vídeos protagonizados por reconocidos expertos y directivos de multinacionales que presentan, en espacios de 3 a 6 minutos, situaciones y experiencias personales relacionadas con temáticas clave para el desarrollo empresarial.
  • The Team: vídeos interactivos con una duración de entre 15 y 20 minutos que tienen, como objetivo fundamental, desarrollar las competencias personales y profesionales necesarias para superar con éxito los desafíos que encontramos a diario en nuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.