“The burning platform”: dar el salto al e-learning

Hay momentos en la vida en los que eres plenamente consciente de que ha llegado la hora de dar un salto adelante, a nivel profesional o personal. Es un momento de incertidumbre y de miedo porque no en vano estás abandonando tu zona de confort. Sin embargo, algo en tu interior te dice que no dar ese paso es mucho peor que quedarte acomodado en tu situación actual.

A nivel empresarial ocurre de igual manera. El concepto “burning platform” es un término comúnmente utilizado en las áreas de ventas, innovación y desarrollo estratégico. Se refiere a la necesidad de crear aquellas condiciones que hacen inviable mantenerte en tu área de confort y que, por tanto, te incitan al cambio.

"The burning platform"

El concepto tiene su origen en la tremenda explosión que tuvo lugar en julio de 1988 en una plataforma petrolífera situada en el Mar del Norte, frente a las costas escocesas. Como consecuencia de la catástrofe perecieron un total de 166 trabajadores de la plataforma y dos miembros del equipo de rescate que trataba de ayudarles.

Sólo se salvaron 63 personas, entre ellos Andy Mochan, uno de los responsables de las instalaciones. Cuando se le preguntó cómo había logrado sobrevivir comentó que, tras la explosión, se dirigió malherido hasta el exterior de la plataforma. Tenía dos opciones: saltar a un mar lleno de hierros retorcidos y en llamas como consecuencia del petróleo, que había formado una capa sobre el agua y estaba ardiendo, o morir en la plataforma fruto de las llamas provocadas por el incendio. Eligió dar un paso al vacío, en medio de la noche, y arrojarse al mar, desde una altura de unos 15 pisos, buscando un agua helada en la que sabía que solo podría sobrevivir un máximo de 20 minutos.

Cuando se le preguntó de dónde había sacado el valor para arrojarse al mar, lo resumió muy claramente: “Se trataba de saltar o freírme. Simplemente elegí entre una posible muerte y una muerte segura”. En realidad, Andy Mochan saltó porque no le quedaba otra opción. El precio de quedarse en la plataforma era más alto que aventurarse al vacío.

La experiencia vital de Andy Mochan se ha convertido, con el paso del tiempo, en la metáfora perfecta para explicar cómo muchas empresas se enfrentan a la decisión de introducir innovaciones (culturales, tecnológicas…) o cambios estratégicos en su organización, como es el caso de la adopción de una estrategia e-learning. En muchos casos, las compañías se sienten incómodas e inseguras ante la perspectiva de un cambio radical en materia formativa. Temen escoger la opción equivocada y que su programa de formación empresarial pierda eficacia. Aun siendo conscientes de la necesidad de introducir un nuevo modelo, les cuesta salir de su zona de confort y pese a que muchas empresas han dado ya el salto al e-learning y disfrutan plenamente de sus beneficios, algunas no terminan de dar el paso por comodidad o miedo a lo desconocido.

A veces hay que introducir cambios, por inciertos que puedan parecer, ya que si nos quedamos paralizados y retrasamos su establecimiento las consecuencias serían muy difíciles de soportar para la compañía. Las empresas que quieran mantener su eficiencia en un mercado globalizado y competitivo como el actual, han de ser capaces de encontrar e implementar una solución de aprendizaje lo suficientemente potente y flexible como para dar respuesta a sus exigentes y cambiantes necesidades, y es ahí donde entra el e-learning.

El cambio radical suele llevarse a cabo cuando los factores que lo impulsan son más poderosos que los que te llevan a permanecer en tu zona de confort. Por ello, ante situaciones críticas o decisiones de gran trascendencia, ese sentido de urgencia puede ayudar a tomar las iniciativas adecuadas. Crear una “burning platform”, donde la permanencia deja de ser opción, puede aportar la motivación y ese arranque de valor necesario para llevar a buen puerto las expectativas de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.