Adoptar el inglés como lengua oficial corporativa

netpartner_ingles_lengua_oficial_corporativa
NetPartner: Adoptar el inglés como lengua oficial corporativa

El número de empresas no anglófonas que han adoptado el inglés como lengua oficial ha aumentado considerablemente en los últimos años. Las organizaciones que apuestan por este proceso, conocido como “Englishnisation”, suelen ser compañías con ambiciones globales, empresas con equipos dispersos que buscan una manera efectiva de comunicarse, u organizaciones que, simplemente, están convencidas de que el lenguaje es esencial para la estrategia de gestión del talento.

En el otro extremo, nos encontramos aún con empresas que siguen sin contemplar el inglés como un factor estratégico, considerando suficiente manejarse con su idioma local. Empresas que están limitando sus oportunidades de crecimiento además de situarse en una clara posición de desventaja respecto a su competencia.

Comenzar a utilizar el inglés en reuniones, comunicaciones externas y documentos oficiales presenta múltiples ventajas. Hoy en día, nadie discute la hegemonía de este idioma como lengua de negocios en un mundo cada vez más globalizado, con alrededor de mil millones de hablantes. Hasta hace algunos años se pensaba que quizá el idioma chino podría desplazar al inglés. Y pudiera haber sido así, de no ser porque la lengua asiática es una de las más difíciles de dominar, y está menos extendida y asentada que el idioma anglosajón a nivel internacional.

De esta manera, el inglés como lengua corporativa ha ido asentándose incluso en lugares aparentemente más reacios a adoptarlo, como Japón o la misma China, en donde más de 300 millones de personas ya lo están aprendiendo.

La adaptación del idioma inglés como lengua corporativa tiene otra ventaja, y es que aumenta la facilidad de la organización para reclutar a los mejores profesionales de otros países. Esta decisión también incrementa la facilidad de llegar a mercados globales y de integrar a adquisiciones extranjeras en la compañía. Por otro lado, cuando se fusionan dos compañías de diferentes países, la adopción del inglés como lenguaje neutral evita tener que decantarse por uno de los dos idiomas maternos de los equipos.

Sin embargo, convencer a los empleados de la necesidad de hacer del inglés su lengua oficial en el entorno laboral resulta una tarea ardua en muchos casos. Mientras los empleados bilingües se mostrarán encantados con los cambios, los que no dominen por completo el idioma podrían comenzar a generar inseguridades y empezar a preocuparse por la posibilidad de perder el empleo. También puede suceder que los profesionales más inseguros se muestren reticentes a la hora de expresar sus opiniones o que se creen grupos decididos a defender la utilización de la lengua materna.

Para evitar estos escenarios, los altos directivos deben explicar claramente a los empleados por qué cambiar de idioma resulta importante, además de motivar a los trabajadores, pero también haciendo cumplir la obligatoriedad de utilización del idioma en todos los ámbitos que se hayan estipulado. Lo más conveniente es ofrecerles formación específica en idiomas a quienes tengan que mejorar su fluidez y, en este sentido, se ha demostrado que el e-learning constituye la fórmula más eficaz y motivadora, especialmente cuando se les ofrece a los empleados la posibilidad de que utilicen el horario laboral para el aprendizaje y se les da la oportunidad de que sigan avanzando en su tiempo libre.

Por otro lado, la adaptación del inglés como lengua oficial también supone el riesgo de que los trabajadores con un dominio perfecto del idioma consideren que tienen, automáticamente, un valor añadido frente a otros compañeros, lo que puede incitarles a una disminución de su competitividad. Asimismo, las empresas no deben confundir una correcta expresión o fluidez en inglés con logros o un alto rendimiento del trabajador. En ocasiones, puede resultar más conveniente elegir a un candidato con limitaciones en sus capacidades lingüísticas, pero que tenga aquellas habilidades que convienen a la compañía, pues siempre se puede reforzar su dominio del idioma con una formación lingüística, que ofrecerá resultados en un breve espacio de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.