Es hora de invertir en Talento

netpartner_invertir_talento
NetPartner: Es hora de invertir en Talento

En un mercado tan competitivo y globalizado, el capital humano de una empresa es una de las claves de su éxito. Pero, ¿qué es el talento? ¿Dónde lo podemos identificar y, lo que es más importante, cómo lo podemos retener y gestionar en nuestra organización para alcanzar los resultados propuestos?

Según el Informe de Talento Mundial publicado por IMD, España ocupa el puesto 45 de un total de 60 países en referencia a su capacidad para desarrollar, atraer y retener profesionales talentosos, posiblemente fruto de una excesiva jerarquización que no ofrece la suficiente autonomía a los empleados para que puedan desarrollar plenamente sus capacidades.

Sin embargo, algo parece estar cambiando en los últimos tiempos, y cada vez son más los directivos que caen en la cuenta de que aquellas organizaciones comprometidas con la capacidad para entender, desarrollar y desplegar las cualidades de los profesionales en respuesta a las necesidades de la propia organización tienen más posibilidades de incrementar sus ingresos que el resto.

Formar a la línea directiva y los gestores en la identificación del talento resulta el primer paso para aprender a gestionarlo adecuadamente. Un empleado talentoso es aquel que es capaz de convertir el conjunto de sus cualidades en un valor añadido para la organización. Su actitud motivadora y constructiva resulta un revulsivo entre quienes le rodean. Es una persona que, pese a la presión, se siente cómoda en su trabajo, y entiende y se identifica perfectamente con los valores de la empresa, a la vez que genera compromiso.

Una vez identificado quién es su talento es necesario definir las necesidades estratégicas de la compañía y buscar a los profesionales con las habilidades más adecuadas para cubrirlas. Para ello, es fundamental que los profesionales conozcan las habilidades que se están buscando, al tiempo que resulta crucial establecer métodos fiables para la evaluación del talento.

Atraer y retener a empleados competentes y productivos se ha convertido en un objetivo estratégico para muchas empresas. Un profesional talentoso tiene que encajar en un puesto donde sus competencias y habilidades sean potencial y óptimamente desarrolladas. Hay que ofrecerle oportunidades para que su talento fluya, lo que hace que se encuentre a gusto en la organización y no se plantee un cambio profesional a corto o medio plazo. Esto se consigue con una estimulación profesional constante, con nuevos retos donde crecer y aprender, y con un reconocimiento de esfuerzos. En muchas ocasiones, cuando un profesional talentoso se marcha a otra compañía, no suele hacerlo por un salario mayor, sino por falta de motivación.

A través de formación se puede aprender a identificar, gestionar y retener el talento, utilizando diferentes herramientas y estrategias de desarrollo con las que entran en juego aspectos como la autoestima, la asertividad, el análisis transaccional, la capacitación del desarrollo, la evaluación del desempeño, la identificación de fortalezas y áreas de mejora, o el reconocimiento.

Hay que detectar debilidades y fortalezas y hacer las correcciones necesarias que permitan aflorar el talento en toda su capacidad, teniendo en cuenta que el objetivo final es que los costes de la gestión del talento se vean compensados con el logro de los objetivos estratégicos y se obtenga como resultado un impacto positivo en la productividad.

Las compañías que invierten en talento tienen a la larga empleados contentos, con un gran sentido de pertenencia y orgullo hacia su empresa, lo que se traducen en beneficios para la misma, mientras que las organizaciones que no realizan esta inversión tienden a verse estancadas como consecuencia de trabajadores que, lejos de sentir una vinculación especial con la empresa para la cual trabajan, terminan abandonándola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.